Estamos en verano y el artículo de hoy debería ser sobre nuestra tercera fase de vuelta a la normalidad: fase pre competición… Pero no se ve un horizonte claro de competiciones, bien porque se van cancelando bien porque no sabemos lo que va a pasar en otoño y no nos atrevemos a “gastar” las balas de una puesta a punto, para luego no poder competir. En vista de las circunstancias, vamos a tratar de mantener la forma en verano, para ver si en otoño se puede competir.

El verano no es solo sinónimo de calor. ¡Que no es poco! Es sinónimo de vacaciones laborales, estar con la familia, no estar en casa (hoteles, casa del pueblo, campings…) y mucha vida social. Esto no es ni bueno ni malo. No se puede llevar una vida monacal durante todo el año cuando no somos profesionales, tampoco hincharnos a barbacoas y cervezas…el equilibrio. Vamos por tanto a dar unas pautas que deberían ayudarnos a no perder la forma y estar listos, si se levantan las prohibiciones a las carreras. Pero que nos permitan disfrutar del verano. Y más con lo que hemos pasado este invierno metidos en casa.

En lo que se refiere a los entrenos:

  • Podemos bajar el volumen de entrenos. No hay que entrenar el mismo número de días que en las fases anteriores. Pero esto no significa no hacer nada… Si entrenábamos 5-7 sesiones, pues 4 podría ser una buena opción. Si solíamos entrenar menos, habría que mantener el número de sesiones, pero reduciríamos el tiempo de las mismas.
  • Aunque bajemos el número de entrenos semanales, hay entrenos que debemos mantener, si queremos perder lo mínimo. Una tirada larga a la semana debemos mantener. ¿Quizás no tan larga como hasta ahora? Puede ser… pero si solemos hacer una tirada de 17 km no hay que bajarla a 8 km (porque ya no es larga). Si lo que solemos hacer es 3:30h-4h en bicicleta, podríamos dejarlo en 3h una cosa así, no reducirlo más de un 20 %.
  • Hacer algo de intensidad. ¿series? No tiene por qué, podemos hacer entrenamientos tipo HIIT que ocupan menos tiempo y suponen un estímulo de intensidad para el cuerpo.
  • Si lo nuestro es el triatlón o deportes multidisciplinares, podemos aprovechar esta época para mejorar nuestras debilidades. Y si esta es la nación, lo tenemos perfecto porque con el calor será el deporte al que menos le afecte… además siempre se puede nadar en una playa mientras el resto está tomando el sol y así mantener la forma en verano.
  • Hay que intentar buscar las primeras o las últimas horas. Evitaremos el calor y no supondrá un impacto muy grande para nuestra vida social. Un entreno de 1h 1:30h a pie si salimos a las 7h para las 8:30 lo tenemos hecho y tenemos todo el día libre. Si el entreno es en bici, la cosa cambia un poco, pero como todo: cuanto antes empieces antes acabas.

Respecto a la alimentación:

Si nos descuidamos un poco en lo social y bajamos un poco el nivel de los entreno, lo lógico será perder la forma… por lo que deberemos evitar que saltarnos la dieta pase de esporádico a ser rutina. Si tenemos una fiesta o un evento, no vamos a ir con un tupper, pero el resto de los días tampoco hay que abandonarse. Durante estos entrenos con tanto calor es muy importante cuidar la hidratación, os dejo aquí este artículo muy interesante. También puede ser importante antes de las tiradas largas recurrir a la L-Carnitina para como decíamos no pasarnos con el peso, incluso no nos vendría mal el Fat Burner ya que si entrenamos por las mañana la cafeína no ayudará a estar más despiertos y así mantener la forma en verano.

Iker Martín
Deportista.