weider logo
[maxmegamenu location=secondary-menu]
LOGO ENDURANCE by Weider WEB

Condromalacia Rotuliana

por Sep 15, 2023Salud y bienestar0 Comentarios

La condromalacia rotuliana es una lesión que se produce en el cartílago que se encuentra en la cara posterior de la rótula. También recibe el nombre de síndrome del dolor femoropatelar (SDFP o SFP). Puede ser un reblandecimiento o una fisura. En general es más frecuente con la edad (a partir de 40 años) aunque también es muy frecuente en el deporte (se denomina “rodilla de corredor“). El roce del cóndilo femoral sobre la rótula favorece el desgaste, siendo este roce muy frecuente en el deporte.

Etiología

Tratándose de una descripción sintomática, la etiología de la condromalacia rotuliana no es única, y existen factores que predisponen al padecimiento, tales como traumassobrepesosinovitis prolongada, mal alineamiento del mecanismo extensor de la rodilla, pronación del pie, rótula alta, subluxación, antecedentes genéticos o anomalías congénitas de la rótula, entre otros.

De acuerdo a las investigaciones más recientes, el problema suele originarse en una sobrecarga mecánica excesiva, junto a la irritación de las terminales nerviosas que generan un proceso inflamatorio que involucra a la sinovial, produciendo sin tratamiento adecuado síntomas crónicos.

Se puede clasificar en diferentes grados:

  • Grado I: Cambios muy leves en el cartílago. Existe edema y el cartílago rotuliano está reblandecido.
  • Grado II: Zonas con fisura. Fibrilación o alteración en la superficie del cartílago. Esto se ve en las artroscopias como si el cartílago «se deshilachara».
  • Grado III: Fisuras que alcanzan capas más profundas.
  • Grado IV: El cartílago articular desaparece. Es el caso más extremo. Ulceración, agravándose las hendiduras anteriores.
  • Grado V: Eburnación, debido a la profundización de la ulceración se llega a afectar el hueso subcondral que tenderá a hipertrofiarse como en la artrosis.

Causas de la Condromalacia Rotuliana

  • Traumatismos repetidos de baja intensidad, como los que ocurren al correr, a los que se unen otras alteraciones en de la rodilla, como aumento del ángulo Q, que es el que forma el tendón del cuádriceps con el tendón (ligamento) rotuliano, rótula alta, desequilibrios musculares (cuádriceps, isquiotibiales…).
  • Traumatismos repetidos de mediana o alta intensidad, como subluxación o luxación de rótula.
  • Un único impacto directo muy potente
  • Otras causas, como artritis reumatoide, infecciones locales, edad…

Síntomas de la condromalacia rotuliana

  • Dolor inespecífico que aumenta al sentarse y también al bajar escaleras.
  • Sensación de fricción al extender la rodilla, dolor en la parte delantera de la rodilla.
  • Crujidos, chasquidos, al tacto o al realizar flexo-extensión.
  • Sensación de inestabilidad. Es típica la frase: “Doctor es como si la rodilla me fuera a fallar.
  • Dolor al extender la rodilla después de estar un tiempo con la rodilla flexionada.

Tratamiento de la Condromalacia Rotuliana

  1. En primer lugar, habrá que aliviar el dolor. Si es muy agudo, la aplicación de frío local puede aliviar cuando haya dolor, así como después de los ejercicios. Desde la medicina tradicional se utilizarán AINES (ibuprofeno, diclofenaco, naproxeno,…) Pero existen otras opciones igual de útiles con menos efectos secundarios como es el uso de Colágeno, de árnica + CBD en crema de forma tópica.

2. Medidas no farmacológicas:

  • Fisioterapia. Realizar sesiones de fisioterapia será fundamental en la prevención y tratamiento de esta lesión. El trabajo personalizado del deportista por parte del fisioterapeuta con la utilización de Diatermia y otras técnicas, ayudará a la recuperación del deportista.
  • Evitar las posturas en flexión de rodilla, así como extensión de rodilla prolongada, ayuda a reducir el dolor. El entrenamiento de la musculatura es fundamental en la recuperación de este tipo de lesiones. En cuanto a los ejercicios de musculación, es recomendable hacerlos con poca amplitud, para evitar las posiciones extremas de flexión y extensión de rodilla, que generan dolor
  • En ocasiones el problema es que el cuádriceps no es potente. Suele ser un fallo del vasto interno, por lo que potenciar específicamente esta musculatura ayudará. Pero otras veces el problema es justo lo contrario: el cuádriceps tracciona demasiado, o los isquiotibiales son muy débiles. En este caso, habrá que potenciar la musculatura isquiotibial, ya que estos músculos ayudan a frenar la flexión de rodillas cuando se bajan escaleras y cuestas, lo cual hace que el cuádriceps no actúe con toda su potencia, lo cual evita la compresión de la rótula contra el fémur.
  • Igualmente, un estudio biomecánico adecuado para corregir posibles alteraciones en la dinámica de la pisada durante la carrera.
  • La aplicación de vendaje funcional o de kinesiotaping será de utilidad.

3. Regeneración del cartílago articular, y de toda la articulación: (por orden de importancia y no son incompatibles ambos tratamientos)

  • Péptidos del Colágeno: El colágeno, elastina,… son proteínas estructurales que forman parte de distintos tejidos, desde el músculo hasta el cartílago. Por ello usar un suplemento de Péptidos del Colágeno de forma diaria, nos ayudará a prevenir lesiones de esos tejidos o como tratamiento cuando ya hay alguna lesión.
  • Condroprotectores naturales: Existen muchos y en ocasiones de dudosa eficacia. Por eso, tan sólo serán descritos los principios que hemos valorado su eficacia personalmente y en nuestra experiencia personal.

4. Infiltraciones:

  • Ácido hialurónico: ya está descrito con anterioridad. La elección de la vía intrarticular es debido a que se consigue administrar más cantidad del medicamento y de forma directa en la lesión.
  • Corticoides si hay mucho dolor que puede realizarse en la misma sesión de la infiltración de ácido hialurónico.

Bibliografía:

  1. W. Brad “La anatomía de las lesiones deportivas” Ed. Paidotribo 2010.
  2. B. Roald; M Sverre; B. Tommy. “Lesiones deportivas” Ed panamericana 2009
  3. E. Gómez Barrena, S. Ballester Quintana, M. López Franco. “Actividad física en lesiones deportivas del cartílago articular” El deporte y la actividad física en el aparato locomotor. Ed. Masson, 2003.

Dr. Alberto Sacristán